Acabamos de leer este artículo (http://www.abc.es/cultura/musica/abci-ocaso-mercado-guitarra-201802180128_noticia.html) que nos parece triste, a la vez que desesperanzador, pero tenemos nuestra propia opinión que aclararemos seguidamente. ¿Cuál es la vuestra?…

Lo que se dice en este artículo es tristemente cierto, pero nosotros pensamos otra cosa paralelamente a esta realidad (y creednos, lo sabemos, tenemos una tienda!!!).

Cuando en el artículo se hace referencia a Gibson o Fender, el mal no es porque “el Rock ya no está de moda”, el problema viene por la mala praxis de quienes han llevado a la ruina a estas empresas, que se han aprovechado más de la marca que de dar un servicio adecuado a sus clientes.

En una nota que publicamos en nuestra página de Facebook hace ya un tiempo, hablábamos de que para estas marcas ya no existían músicos, sino números y cifras. Para ellos, los músicos son quienes deben pagar esas cifras y metas absurdas por llegar a final de año y así cumplir con sus compromisos económicos (que no tienen nada que ver con las metas que tiene un músico). Por decir esto, se vetó nuestra tienda, es decir, algo de razón tendríamos cuando les pusimos nerviosos…

Lo gracioso, es que nuestras predicciones se hicieron reales, y al poco tiempo de nuestros desacuerdos con estas marcas, surgió lo que una pequeña tienda de Vinaròs predijo: La desaparición de la franquicia Fender Ibérica y la deuda multimillonaria de Gibson, y que ahora atribuyen a que las nuevas generaciones ya no están por la labor del rock.

Nosotros no sabemos si están o no por la labor del rock, pero lo cierto es que cada vez vemos más jóvenes que se montan sus grupitos, o que se interesan por la guitarra. La prueba es que no damos abasto en ponernos al día en cuanto a modelos de guitarra, amplificadores, bajos, pedales de efecto etc. existen en el mercado, y curiosamente, cada vez se están haciendo mejor a pesar del “made in China” de algunos, así que por algo será, no?…

Marcas de precio medio y alto como Tokai Guitars Spain, G&L Musical Instruments, LTD de espguitars, Schecter Guitars, Sigma-Guitars, Lâg Guitars, Guitarras Alhambra, Guitarras Raimundo, y un etc. infinito que ahora no viene al caso, demuestran que el mercado de la guitarra está más vivo que nunca, en otras palabras, podéis tener por seguro que no os quedaréis sin vuestra guitarra, batería, bajo o teclado, no os quepa duda.

Por otro lado, hay que hablar de la extrema calidad de las series televisivas que se hacen hoy en día y en las que (sobre todo las de EEUU) se escuchan unas bandas sonoras increíbles en las que aparecen multitud de grupos de antes y de ahora (nosotros no damos abasto con las listas de Spotify sacadas de los Shazam que hacemos de dichas series). Un pequeño ejemplo es el de la serie “Banshee”, de la que salió en nuestro Shazam el grupo “No Money Kids” (no teníamos ni idea…) Ahora somos fans y estamos esperando a que se vengan a tocar por aquí para ir a verlos. ¿qué os parece?… (os dejamos el enlace por si os interesan http://www.nomoneykids.com/) y eso por no hablar de la cantidad de música que se produce hoy en día (música de bandas), de todos los estilos y gustos.

Lo que nosotros hemos vivido en más de 25 años de tienda nos da potestad para “adivinar” qué es lo que ha degradado el mundo de la música moderna, y nuestra conclusión nos lleva a pensar que no es que exista desinterés, sino que la mala gestión de ciertas marcas, la competencia desleal, la ceguera de las grandes compañías frente a los problemas futuros que les iban a traer sus malas políticas de distribución y venta, el mal planteamiento de los gobiernos frente a la cultura, las sabidas condiciones inaceptables de ciertas salas de conciertos, los tratos y condiciones a los que muchas bandas deben enfrentarse para poder tocar, han hecho que el panorama general de la escena (sobre todo de la underground) sea insostenible.

No cabe duda que son “malos tiempos para la lírica”, pero ¿Cuándo no lo han sido? si tenemos en cuenta la fecha en la que German Coppini cantaba esta canción… Así que creemos que este artículo debería haber sido un pelín más riguroso a la hora de analizar lo que de verdad está pasando, y lo que ha llevado a la situación en la que estamos.

Salud y Rock and Roll