Para este post, vamos a utilizar una Fender Stratocaster Road Worn´50, gama alta de las made in Méjico, serie muy reconocible debido a su semejanza con las ya famosas “Relic”, que presentan como particularidad su deterioro y aspecto viejo, en el que incluso se simula el moho en las pastillas y la corrosión en sus herrajes, hasta el tono amarillento del golpeador hace que parezca que por esa guitarra haya pasado, no solo el tiempo, sino también las batallas que los instrumentos en general padecen en ensayos, conciertos, estudios de grabación, etc.

El caso es que estas series de guitarras son completamente nuevas, aunque no lo parezcan, y lo único que el fabricante mantiene intacto y sin deteriorar, son los trastes. Dicho esto, de la serie Road Worn de Fender, solo podemos hablar maravillas, suenan de miedo!

En la guitarra que nos ocupa, podéis observar que el alma del mástil se encuentra en la base, lo que obliga a desmontarlo por completo si se quiere nivelar. Esta es una característica típica de los modelos de los 50, y esta reproducción respeta este detalle (aunque a los que tenemos que repararlas y quintarlas nos cabrea soberanamente).

También observaréis, gracias al forrado de cobre que lo delata, que este modelo ha sido blindado (o apantallado) por nosotros, en otra ocasión en la que la guitarra vino a visitarnos ;), pero eso forma parte de otro post.

Antes de entrar en “harina”, queremos haceros partícipes de una conversación que tuvimos con un representante de Fender en nuestra propia tienda. Él volvía de Los Ángeles (California), donde la serie Road Worn acababa de ser presentada en una de las ferias más importantes del mundo, el NAMM. En esa tertulia, le preguntamos ¿cuál era la necesidad de fabricar guitarras envejecidas y golpeadas? El motivo principal, contestó, era que en EEUU hay mucho músico, y que la música en directo es muy habitual (ya quisiéramos nosotros que aquí también lo fuera), por lo que se producían muchos robos de instrumentos, así que los músicos, cuando acudían a una tienda a reponer sus guitarra, les costaba mucho verla “nueva”, ya que el instrumento original se había ido desgastando con las numerosas penurias que cualquier músico “rodado” ha tenido que sufrir, (ensayos con humedades, frío y calor, furgonetas a reventar, conciertos en los que la guitarra se golpea sin querer, o queriendo, bebidas que caen sin saber por qué, o sí, etc.), por lo que se retraían en la compra, y acababan buscando su instrumento en el mercado de segunda mano. Así que “ESE” mercado se tenía que recuperar. Por eso nacieron las series relic (caras) y Road Worn (asequibles). Esperamos que os haya interesado la anécdota.

Fender Road Worn 50 Stratocaster BK

Ahora pasamos al tema del post que nos ocupa, “La Strat de los 7 sonidos”. Para ello, hemos de modificar los selectores de posiciones, y decimos “LOS” porque hemos de añadir un selector de 2 posiciones ON/ON además del ya conocido selector de 5 posiciones de las Stratocaster.” Lo que lograremos con esto, es darle más “vida” al selector normal de la Strat, introduciendo alguna variante gracias al conmutador ON/ON o potenciómetro Push/Pull en el caso de que nos decantáramos por esa opción.

Tras la petición de nuestro cliente de querer cambiar la pastilla de agudos (Bridge) en su Stratocaster Road Worn´50 para combinarla con la pastilla de graves, (imposible en una strato de serie), nos pusimos manos a la obra para montarle una Strato de 7 sonidos. La pastilla elegida para el puente es la JB Jr. Strat – bridge SJBJ-1b de Seymour Duncan.JB-Jr-Strat-bridge-Black-SJBJ-1bEsta pastilla Humbucker en formato single coil para puente, es para nuestro gusto, una de las mejores pastillas que le podéis poner a una Strato, si lo que queréis conseguir es un sonido cremoso y menos agudo que la original, pero a la vez agresiva en distorsión. En definitiva, el sonido Jeff Beck, de ahí el nombre de la pastilla: “JB”. (En este enlace podéis incluso oírla).

El objetivo de este cambio, es el de combinar los graves con los agudos, por lo que es necesario colocar un Push/Pull o un selector mini ON/ON de 6 pins (el que se ve en la foto con una palanquita roja). Nosotros hemos optado por el selector ON/ON, ya que en este caso nos parecía más efectivo, debido a la forma en la que nuestro cliente desea tocar.

Las combinaciones que se logran son las siguientes:

Posición ON-1 (Customizado):

  1. Neck y Bridge – Mástil y Puente
  2. Neck, Middle y Bridge – Mástil, Medios y Puente
  3. Middle – Medios
  4. Neck, Middle y Bridge – Mástil, Medios y Puente
  5. Neck y Bridge – Mástil y Puente

Posición ON-2 (Strat normal):

  1. Neck – Mástil
  2. Neck y Middle – Mástil y Medios
  3. Middle – Medios
  4. Middle y Bridge – Medios y Puente
  5. Bridge – Puente

 

Strato_Road_Worn_de_7_sonidos_IMG_01

Si os fijáis bien, son 7 sonidos diferentes en total, ya que 3 se repiten. El hecho de llevar 2 posiciones extras, hace que este tipo de Strato sea francamente versátil. La posición de Puente + Mástil le dará un sonido en el que los agudos se mezclarán con los graves, y por lo tanto, dispondremos de un tono armónico definido sin perder el grueso del sonido. En cuanto a la posición combinada de las 3 pastillas a la vez, hará que el sonido sea más lineal e incluso más “acústico”, y francamente, es una opción muy interesante para acompañamiento con acordes.

Esperamos que este post os haya interesado y dado ideas, y como siempre, poneos en manos de profesionales si no sois hábiles con los soldadores y estaños, e incluso si lo sois, también, ya que el profesional verá cosas que se os pueden escapar.

Salud y Rock and Roll.